En muchas industrias, los códigos de barras de 2D se están convirtiendo en el nuevo estándar. No sólo permite que haya mucho más datos en un código de 2D, sino que las regulaciones gubernamentales y requisitos de proveedores están exigiendo su adopción. Las corporaciones también buscan aprovechar las tendencias emergentes que requieren tecnología de lectura de imágenes, tanto hoy como en el futuro cercano, sin la necesidad de comprar hardware adicional para escaneo, ni conformarse con un desempeño limitado.